Lifestyle 206

5 clichés amorosos, ¿te has visto envuelta en alguno de ellos?

Patricia7691
noviembre 30 2016

Seguro que conoces a alguien que se ha enamorado de un hombre casado o se ha enrollado con su jefe, estos son sólo dos ejemplos de clichés amorosos que ocurren más a menudo de lo que piensas en la realidad y no sólo en las películas americanas. Descubre hoy con Madaísh 5 clichés amorosos.

 

Enamorarse de un hombre casado. Empezamos por el que consideramos más problemático, porque siendo sinceras, que te ocurra esto es un verdadero problema. Y lo es aún más cuando ese hombre juega al ‘voy a dejar a mi mujer’. Cuidado, no hay que dejarse llevar por las falsas esperanzas e ilusiones, si llevas mucho tiempo (ej. 1 año) escuchando esa promesa y todavía no la ha realizado, aléjate de él porque no la va a cumplir nunca.

 

Enrollarse con el jefe. Típico cliché americano, no puede ser más de película o de novela chick- lit que tan de moda está ahora que te ocurra esto. Ante esta situación, valora si esa relación afecta a tu trabajo y cómo, si es un jefe de otro departamento no tiene porqué ocurrir nada, pero si es tu jefe directo piénsatelo mucho, puedes perder más de lo que crees. Pero siendo optimistas, quizá puedas pedir un cambio de sección o departamento y que así no afecte a tu nueva relación.

 

Mi novio tiene 10 años más que yo. Eterno debate que da para horas de conversaciones y opiniones diversas, a favor (el amor no tiene edad), en contra (es demasiado mayor, no busca las mismas cosas) y luego los que ni van ni vienen (si son felices adelante pero no sé yo…). Como en Madaísh somos muy partidarias del optimismo y del amor, decimos que si se trata de una relación sana y ambos ponen de su parte ¿por qué no puede salir bien aunque haya una diferencia de 10 años?

 

Mi novio tiene 10 años menos que yo. Justamente la situación contraria a la anterior, puede que tu media naranja sea 10 años menor que tú, el problema real no es la edad si no enfrentarse a las críticas. Pero nos reiteramos, ¿por qué no va a salir bien? ¡Qué viva el amor!

 

¿Quieres descubrir el último cliché amoroso? ¡Sigue leyendo!